Archivo de la categoría: Mucho ruido y pocas nueces

Tiburón: no confundir el clasicismo con los tópicos

Somos muchos los amantes del mar que compartimos un momento muy delicado de nuestro pasado acuático: el verano en que, siendo pequeños, vimos Tiburón… y bañarse en «lo hondo» ya no pudo ser lo mismo. Las estadísticas y los artículos … Seguir leyendo

Publicado en Mucho ruido y pocas nueces, Steven Spielberg | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Taxi Driver: presunto viaje al corazón del infierno urbano

Ante Taxi Driver, creo, no caben posturas intermedias: es una película que se ama o se detesta, o se sucumbe a su fascinación o fastidia profundamente, en especial si alguna vez uno también se ha dejado enredar por sus claves … Seguir leyendo

Publicado en Mucho ruido y pocas nueces | Etiquetado , , , , , | 6 comentarios

Drácula de Bram Stoker, o cómo el Señor de la Noche se hizo bebedor de absenta

Si en su día detesté profundamente esta película —me pareció un Drácula hecho para gustar a aquellos que consideran tontas las historias de vampiros—, veinte años después me parece todavía peor: una tontería que quiere convertir el género en un … Seguir leyendo

Publicado en Dossier Drácula, Mucho ruido y pocas nueces | Etiquetado , , , , , | 10 comentarios

El sexto sentido: un “clásico” que ha envejecido muy pronto

Bajo el epígrafe de un adagio muy conocido, Mucho ruido y pocas nueces, que en español da título a una excelente comedia de Shakespeare, inicio una sección en el blog en donde (no con mucha frecuencia, pues prefiero siempre hablar … Seguir leyendo

Publicado en Mucho ruido y pocas nueces | Etiquetado , , , | 2 comentarios